miércoles, 4 de junio de 2014

DIY vestido de niña (2ª parte: el vestido)

  Bueno, ahora hacemos la parte de abajo, y para ello tenemos que cortar un trozo de tela, de la que hallamos elegido para hacer la labor, en forma rectangular y con unas medidas de 71x32 cm.

  Lo primero que tenemos que hacer es cogerle dobladillos por los 4 lados, así nos aseguramos que no salga
ningún hilo. Para ello, cogemos un lado y le hacemos 2 marcas una a 1 cm del borde y otra a 2 cm del borde.

  A continuación, doblamos la tela por la marca de 1 cm y le pasamos la plancha, previamente calentada, para dejar el doblez fijo. Y después, volvemos a doblar la tela, pero esta vez por la marca de los 2 cm. Le pasamos la plancha y cosemos un hilván.
  Así en los 4 lados, cuando estén todos hilvanados, pasamos por la máquina de coser 3 de esos lados, (dejando uno de los lados que mide 71 cm sin pasar por la máquina),y retiramos el hilván.
  A este lado largo que hemos dejado sin coser, sólo con el hilván, vamos a realizarle unas tablitas para que de un poco de forma al vestido.

Para hacer las tablitas:

  Buscamos el centro de ese lado de 71 cm y con un metro señalamos lo siguiente:
(imaginaos que el rectángulo es la tela) y esos numeritos son centímetros


  Para hacer las tablitas, lo que tenemos que hacer es fijarnos por ejemplo en las tres primeras señales de la derecha o izquierda que están justo al lado de la mitad y el procedimiento es unir la señal de 4 cm con la segunda señal de 1 cm y lo cogemos con un alfiler.


  No sé si entenderéis bien mis dibujos, el caso es que la tablita queda mirando hacia fuera. Este procedimiento hay que realizarlo con cada grupito de tres señales.

  En esta foto podéis ver los dobladillos:


  En esta otra cómo quedan las tablitas:



  El siguiente paso es sobreponer la parte hecha de crochet en la tela. Tenemos que unir el centro de la parte de crochet, que será la mitad de la parte delantera, con el centro de la tela. Seguramente os sobre tela en cada extremo, así que tendréis hacerle otras dos tablitas, una a cada lado, hasta que tengan las dos piezas el mismo largo. Yo le he hecho las tablitas por detrás, pero a la que no le guste las puede hacer por la parte de delante junto con las otras y tomando las mismas medidas.

  Una vez terminadas y fijadas todas las tablitas, por fin, lo cosemos todo a máquina.

Lo siguiente que haremos es unir la parte de arriba del vestido con el lado donde hemos realizado las tablitas de la tela. Yo lo intenté coser a máquina, a ver si colaba, pero me fué imposible así que lo cosí a mano,y lo uní de tal manera que mi costura a mano quedara justo encima de la costura del bobladillo de la tela.

  En esta foto sale cogido con los alfileres.


  Por último, queda coserle los botones en la parte posterior, que se colocaran solo tres en el tejido a crochet, tenéis que procurar que estén a la misma distancia uno con otro, y se coserán en el extremo que nos quedó con más puntos, de manera que si la niña crece un poquito tengamos para echarlos más para afuera.



  En el otro extremo tendremos que hacerles los ojales, los cuales se harán a crochet con punto bajo y, obviamente, en el extremo que nos quedó más corto.

  _ En la primera vuelta se hacen: 1 punto bajo, seguido de 4 cadenetas, seguidas de 6 puntos bajos, seguidos de 4 cadenetas, otros 6 puntos bajos, 4 cadenetas y un punto bajo.
  _ La segunda vuelta se empieza con una cadeneta y lo demás de puntos bajos.


Vestido finalizado, si hay algo que no hayáis entendido o tenéis alguna duda podéis preguntármelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario